7 pasos para crear un plan de marketing digital

¿Cómo crear un plan de marketing digital?

Para poder crecer e ir alcanzando los objetivos que nos fijamos, necesitamos seguir una serie de pautas que nos indiquen cómo y cuándo actuar. Actualmente, la actividad de muchas empresas está ligada al ámbito digital, por lo que es fundamental trasladar estas indicaciones a la esfera online. Es por eso que crear un plan de marketing digital es un paso indiscutible si queremos mejorar nuestras labores en Internet o dar el salto al entorno digital.

El plan de marketing digital es un informe que recoge los objetivos y la planificación de las estrategias y acciones de marketing digital de una empresa. Es una parte del Plan de Marketing general y puede hacerse de forma anual, bienal, etc., pero es importante que refleje los objetivos que queremos alcanzar, la situación actual del mercado y de la propia empresa y toda la planificación de acciones que nos ayudarán a lograr nuestros propósitos.

Muchas veces, al oír hablar de estos planes de marketing digital, sentimos confusión al no saber su proceso de elaboración o las partes que lo integran. Por eso, hoy te indicamos los siete pasos que debemos seguir para crear un plan.

Paso 1. Análisis

Análisis Interno

Para iniciar un plan de marketing digital, lo primero que debemos hacer es conocer a la perfección nuestra empresa. Para ello haremos una investigación sobra la misma y sobre su presencia online, con lo que sabremos el punto en el que nos encontramos. De esta forma, revisaremos nuestro sitio web y el blog, el SEO, las redes sociales, el email marketing, la publicidad digital y la analítica web.

Debemos indagar en las plataformas que tenemos presencia (y en las que no) y ver qué se ha hecho hasta el momento, lo que resulta fundamental para seguir una misma línea.

Análisis externo

Hay que investigar el mercado en el que nos movemos y el sector de nuestra actividad, para ver las tendencias que se están siguiendo y las que se quedan obsoletas. Aquí es importante tener en cuenta diversos factores demográficos, económicos, políticos y socioculturales, entre otros.

También es esencial fijarnos en nuestra competencia y su presencia online, qué están haciendo y dónde se encuentran.

Análisis DAFO

Realizar una matriz DAFO nos ayudará a conocer la situación real de nuestra empresa, tanto a nivel interno como externo, identificando:

  • Debilidades: nuestros puntos débiles.
  • Amenazas: nuestro entorno.
  • Fortalezas: nuestros puntos fuertes.
  • Oportunidades: las tendencias.

Es importante destacar que, lo recomendado, es incluir un mínimo de tres factores y un máximo de cinco en cada apartado.

Paso 2. Objetivos

Llega el momento de definir los objetivos. El detalle primordial será definirlos en términos SMART, es decir: específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporalmente acotados. Se pueden fijar a corto, medio o largo plazo, pero se estiman entre seis y doce meses para alcanzarlos.

Según nuestras necesidades y deseos, podemos establecer varios tipos de objetivos:

  • Reputación
  • Posicionamiento
  • Leads
  • Ventas
  • Fidelización

Plan de Marketing Digital

Paso 3. Cliente objetivo

Concretar el público al que nos dirigimos es uno de los puntos más importantes e interesantes. Lo más habitual será que tengamos varios tipos de clientes ideales, pero debemos tener un conocimiento profundo y una visión realista de sobre ellos. Existen muchas herramientas para definirlos, pero una de las más completas es la del Buyer Persona.

El Buyer Persona es una representación arquetípica de nuestro cliente final y la creamos a partir de datos e información concretos. En la construcción de este personaje influyen sus datos sociodemográficos, su psicología, motivaciones, etc.

Paso 4. Estrategias y Acciones

Ahora ya podemos definir nuestras estrategias y acciones, que no serán más que el conjunto de tareas que debemos asumir para conseguir cumplir cada objetivo. Variarán en función de nuestros objetivos y recursos.

La estrategia estaría conformada por un conjunto de acciones, pero quizás es mejor que los veamos en un ejemplo:

  • Estrategia: Potenciar las redes sociales.
  • Acciones: crear anuncios en las redes sociales, usar publicaciones promocionadas, abrir alguna red social más.

Podemos englobar las estrategias en los siguientes apartados:

  • Web: por una parte, podemos analizar las palabras clave y escoger las más relevantes para nuestro negocio; por otro lado, la optimización SEO nos ayudará a posicionarnos en la red, por lo que debemos revisar los títulos, las meta descriptions, el tipo de contenido (amplio y de calidad), la navegación (sencilla e intuitiva) y la indexabilidad.
  • Redes Sociales: es importante saber si necesitamos tener presencia en todas las redes sociales y qué vamos a publicar en cada una de ella, pues no tienen las mismas características.
  • Marketing de contenidos: trabajar es técnica tiene grandes beneficios, tanto para el SEO como para las redes sociales. La práctica más habitual es integrar un blog dentro de la web en el que compartiremos contenidos relevantes e interesantes para nuestro público.
  • Publicidad online: las campañas de pago se pueden establecer en diferentes plataformas, como Google Adwords o las redes sociales (Facebook Ads, Instagram Ads, publicidad en Linkedin, etc.
  • Email marketing: también podemos establecer acciones de marketing en forma de newsletters, boletines…
  • Influencers: las colaboraciones con personajes relevantes están muy en alza en la actualidad, pues ayudan a crecer la notoriedad de marca y las ventas, entre otros.

Paso 5. Medir

Lo primero será establecer una serie de KPI’s, o indicadores clave de rendimiento, para conocer el alcance y resultados de nuestras acciones.

Luego, recopilaremos los datos necesarios para tener una visión del funcionamiento de cada estrategia y así saber cuál es el ROI (retorno de la inversión), creando un informe por cada una de ellas; los datos esenciales para la medición pueden extraerse de diversas fuentes, de pago o gratuitas, como las proporcionadas por las propias plataformas usadas.

Plan de Marketing Digital

Paso 6. Presupuesto

Es uno de los factores más determinantes y de él depende, en gran medida, el proyecto. Debemos pensar en lo que vamos a necesitar y crear un presupuesto estimado.

En el presupuesto debe elaborarse un desglose donde se explique al cliente cada detalle y acción que se llevará a cabo, para que vea el dinero destinado a cada parte del plan. Cuánto más detallado y completo, mejor.

Algunos elementos a tener en cuenta en el presupuesto son:

  • El capital humano, tanto de nuestro propio equipo como contrataciones externas (agencias, personal freelance…).
  • Las herramientas de marketing que vamos a utilizar: herramientas de diseño gráfico, edición, monitorización, email marketing, etc.
  • La inversión en publicidad: Google Adwords, Facebook Ads, Instagrams Ads, anuncios en Linkedin…

Paso 7. Calendario

Y ya por último, pero no por ello menos importante, está la calendarización. Para tener claro en qué punto estamos y qué acciones nos toca realizar en cada momento, es necesario contar con un calendario que nos asegure estar cumpliendo cada acción en el instante y espacios indicados. De esta forma, no solo haremos un seguimiento de lo marcado, si no que sabremos que se está realizando de manera correcta.

Finalizados todos estos pasos, ¡ya tendremos listo nuestro plan! Como podemos ver, si queremos tener una presencia online sólida y estructurada es importante crear un plan de marketing digital, sea cual sea el tipo de empresa.

Si te ha quedado alguna duda o necesitas ayuda para crear tu plan, háznoslo saber. ¡Estaremos encantados de conocer tu proyecto y echarte una mano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *