9 malas prácticas a evitar en Facebook

¡No hagas esto en Facebook! Malas prácticas en la red

Las redes sociales son fundamentales en una estrategia de marketing digital en la actualidad. No solo sirve para interactuar con el público y hacerles llegar la información adecuada, si no que son una buena forma de mantener la imagen de marca, atraer clientes potenciales y aumentar la visibilidad de la empresa. Por este motivo, se deben evitar mala prácticas en las redes.

En el podio de las redes sociales sigue estando Facebook, si bien es cierto que las nuevas generaciones prefieren opciones como Instagram o Tik Tok. Casi todas las empresas tienen una página en la red, que utilizan para hablar con sus clientes y ofrecerles contenidos de valor. Aún así, no todas las acciones que se llevan a cabo son adecuadas y hoy hemos recopilado 9 malas prácticas muy frecuentes que se cometen en esta red social. ¿Quieres saber cuáles son?

1/ Hablar demasiado sobre uno mismo

Está bien querer promocionar nuestros productos os servicios, pero bombardear con constante publicidad es algo que no beneficiará a la empresa. Los seguidores van a tratar de evitar este tipo de cuentas con promoción constante, ya que no les aportará ningún valor y, al fin y al cabo, acabará saturando sus muros.

2/ Imágenes inadecuadas

Y con esto abarcamos un amplio rango de imágenes, no solo aquellas que, por determinadas circunstancias, es mejor no utilizar. En esta categoría también se incluyen las imágenes escogidas para los perfiles, portadas y publicaciones.

Hay que tener en cuenta que cada imagen tiene sus formatos y resoluciones adecuados. Lo que se ajusta a la foto de perfil puede no hacerlo en la fotografía de portada, por lo que se debe escoger siempre la imagen adecuada (Facebook tiene guías para ayudar).

Se debe cuidar también que las imágenes se vean de forma correcta, que no estén pixeladas y que ofrezcan una buena calidad. De esta forma, evitaremos transmitir una mala imagen de marca.

3/ Falta de información y datos sobre la empresa

Facebook permite rellenar diversos apartados con toda la información relevante sobre la empresa, desde datos de contacto hasta su historia. No rellenar estas secciones es un error, ya que ofrecer toda la información disponible hará que se transmita una imagen más sólida y completa de la marca.

En relación a esto, es muy importante personalizar la URL de la página, de manera que se posicione mejor en los buscadores.

4/ Mala planificación de las publicaciones

Es habitual encontrarse con una falta total de planificación de las publicaciones en esta red social, compartiendo contenido de forma aleatoria y espontánea. Un poco de naturalidad nunca viene mal, pero se debe seguir un calendario de acciones para guiar la actividad en la red, viendo cuándo el público interactúa más.

También es importante no solo publicar en horario laboral, porque puede ser que los seguidores no sean alcanzados en ese horario.

En este apartado, los errores en la frecuencia de publicación son muy relevantes. Ni mucho ni poco, lo ideal es no saturar de contenidos diariamente al público, pero también evitar que se olviden de nosotros. Publicar una vez al día es una buena opción para mantener el interés de los seguidores, pero si se hace más de una vez, se debe intentar espaciar los contenidos.

Redes sociales5/ Longitud de las publicaciones

Así como no interesa saturar de contenido a los seguidores, tampoco se quiere aburrir al lector. Por ello, la longitud de las publicaciones tiene que ser la adecuada: si es demasiado larga, los seguidores no lo leerán todo y si, por el contrario, es demasiado breve, puede que se quede corto en cantidad de información.

Se debe captar la atención del público con un texto breve y persuasivo. Si se tiene demasiada información, es bueno redirigirlos a un apartado concreto de la web, por ejemplo.

6/ Contenidos poco trabajados

No todo sirve para compartir en la red social. Se debe cuidar la calidad (y no solo la cantidad) de contenido, con publicaciones pensadas y elaboradas en función de quién es el público objetivo.

Lo más interesante es compartir contenidos externos que sean interesantes para la audiencia y otros de elaboración propia, bien sean informativos, promocionales o lúdicos, pero siempre intentando mantener un equilibrio.

Además, describir el contenido de la publicación ayuda a que se entienda mejor.

7/ No interactuar con el público

Facebook es una red social, por lo cual se debe interactuar con los seguidores. De esta forma, se creará una comunidad y se establecerá la comunicación ideal con ellos.

Algunas acciones para interactuar con el público son contestar a los comentarios, independientemente de si son positivos o negativos, y reaccionar a los mismos.

8/ No usar las estadísticas de Facebook

Las estadísticas proporcionan un montón de información sobre el funcionamiento de una página, por lo que no utilizarlas es un error muy grave. Gracias a ellas se podrá conocer qué tipo de publicaciones funcionan mejor, cuándo se debe compartir el contenido o quién es el público que sigue esta red.

Con los datos obtenidos, se puede optimizar la estrategia seguida o bien cambiarla a favor de una mejor.

9/ No usar Facebook Ads

El alcance orgánico está bastante limitado en la red social, por lo que hay que invertir en publicidad si se quiere lograr unos resultados realmente óptimos.

La publicidad en Facebook es rentable, se pueden escoger diferentes opciones y da una visibilidad muy notoria, fundamental en una estrategia de marketing.

En Indiga Company somos expertas en diseñar planes de redes sociales y en crear contenidos para las mismas. Si necesitas una gestión de redes sociales profesional, contamos con un servicio de community management que se adapta a tus preferencias. ¡Infórmate sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *