Todo lo que debes saber sobre las campañas SEM

En la actualidad, la presencia digital es muy importante para un negocio o marca. La oferta de productos o servicios similares a los propios es cada vez mayor y no queda otra que luchar contra los competidores haciendo uso de todas las herramientas disponibles a nuestro alcance. Ganar visibilidad es esencial para destacar entre la competencia, por lo que debemos tratar de aparecer en los primeros resultados de búsqueda y no perdernos entre los millones de opciones que aparecen en la web. Por este motivo, las campañas SEM se han vuelto cada vez más populares, ya que garantizan las primeras posiciones en los resultados de búsqueda y su consiguiente tráfico hacia la web.

De lo contrario a lo que piensa mucha gente, las campañas SEM no solo consisten en invertir una cantidad de dinero y que los resultados lleguen, sino que implica un trabajo bastante más complejo para que todo funcione correctamente.

En este blog te vamos a contar todo lo que debes saber sobre las campañas SEM y cómo pueden ayudarte en tu proyecto. ¡Sigue leyendo!

Qué son las campañas SEM

El SEM, también conocido como Search Engine Marketing (Marketing en Buscadores), es una estrategia de posicionamiento web a través de la cual se muestran anuncios en los buscadores de Internet. El objetivo de una campaña SEM es posicionar en los primeros resultados por medio de las búsquedas realizadas por los usuarios.

A diferencia del posicionamiento SEO (Search Engine Optimization), donde el posicionamiento se gana de forma orgánica e implica unos resultados a medio-largo plazo, las campañas SEM son pagadas y los resultados son casi inmediatos.

En España, el buscador más utilizado por los usuarios es Google, por lo que nos estaremos centrando en su principal herramienta publicitaria, Google Ads (antes conocida como Google Adwords), para crear las campañas SEM. Aún así, existes otras plataformas donde llevarlas a cabo, como Bing o Microsoft.

Tipos de campañas en Google Ads

En este artículo nos estamos enfocando en el buscador de Google y su herramienta básica, Google Ads. En esta plataforma podemos escoger entre diferentes tipos de campañas en función de nuestros objetivos y los canales donde queramos ser percibidos. Los tipos de campañas disponibles son:

  • Búsqueda: son las más utilizadas. Consisten en anuncios de texto mostrados en los resultados de búsqueda, los cuales llegan a los usuarios cuando estos están buscando en Google los productos y servicios que ofrecemos. Los anuncios se activarán cuando los usuarios busquen con las palabras clave que hayamos escogido.
  • Display: son anuncios de imagen que se muestran a los usuarios mientras navegan en diferentes sitios web (propiedad de Google o pertenecientes a su red de display).
  • Shopping: recomendadas para e-commerce, consisten en fichas de producto para los comercios que quieren vender su inventario. Se muestran en los resultados de búsqueda y en la pestaña Shopping de Google y se activan en función de la información de los productos del comercio electrónico.
  • Vídeo: muestran anuncios de vídeo en YouTube y otros sitios web. Cuentan con diferentes formatos.
  • Aplicación: promocionan aplicaciones para móviles en diferentes plataformas de Google, como la Búsqueda, la Red de Display, Google Maps y YouTube.
Campañas SEM
El buscador más utilizado por los usuarios es Google.

Cómo funciona una campaña SEM

Pasos previos

Antes de empezar a configurar la campaña SEM, es importante tener hecha una investigación previa, la cual nos ayudará a marcar el punto de partida y las acciones a llevar a cabo, además de los objetivos a alcanzar. En este punto, debemos identificar nuestras palabras clave, aquellas por las que nos interesa llegar al público, y también conocer cómo busca ese público y su comportamiento en la web. Todo debe estar en sintonía para aplicar nuestros esfuerzos en el área correcta. Además, estudiar a nuestra competencia y ver qué están haciendo nos dará pistas sobre cómo encauzar la campaña.

En este punto, es muy importante que la página web esté optimizada de manera correcta, ya que va a ser la puerta de entrada del público. Debemos revisarla y hacer los cambios pertinentes.

Configuración de la campaña

Una vez se tienen todos los datos recolectados, ya podemos empezar a configurar la campaña SEM. Tras seleccionar nuestro objetivo y el tipo de campaña más adecuada, crearemos grupos de anuncios y distribuiremos las palabras clave seleccionadas para obtener los mejores resultados. Es importante ir segmentando en función de nuestras metas, así podemos garantizar que nuestro trabajo tendrá éxito. Los anuncios que realicemos deben ser atractivos y relacionados con lo que quieren comprar los clientes.

Algunos puntos clave en la configuración de la campaña son:

  • Colocar la etiqueta de conversión. Nos proporciona información muy valiosa para optimizar el rendimiento de las campañas y nos permite conocer lo que sucede después de que un cliente interactúe con nuestros anuncios.
  • Enlazar Google Ads con Google Analytics. De esta forma, obtendremos información de manera inmediata acerca del funcionamiento de la campaña, mejorando el rendimiento de esta.
  • Utilizar extensiones. Google Ads ofrece muchos tipos de extensiones para complementar la campaña. Estas extensiones facilitan la realización de acciones por parte de los usuarios, por lo que es recomendable incluir al menos cuatro.

Hasta que la campaña esté lanzada, no sabremos cuál va a ser su comportamiento. En su buen desempeño entran en juego diversos factores, como las tendencias del momento, el sector del proyecto o la estacionalidad. Es fundamental monitorizar toda la actividad y hacer un seguimiento activo para evaluar su rendimiento, pero lo normal es esperar entre tres y cuatro semanas para interpretar correctamente los datos obtenidos y hacer los cambios pertinentes.

Ventajas de las campañas SEM

  • Mayor visibilidad y tráfico web: gracias a este tipo de campañas, nos posicionaremos en los primeros resultados de búsqueda y obtendremos un mayor tráfico en nuestro web que, además, será más cualificado.
  • Presupuestos adaptables: no existe un mínimo o un máximo para invertir en SEM, cada cual decide cuánto invertir y se puede ir modificando la cantidad en función de los resultados obtenidos.
  • Segmentación: podemos segmentar las campañas teniendo en cuenta muchas características, como la edad, el sexo, la ubicación geográfica, los intereses… Cuanto más segmentada esté, más posibilidades de acertar.
  • Resultados inmediatos: nuestros anuncios aparecerán poco después de publicar la campaña y podemos ir viendo cómo está funcionando, adaptándola de ser necesario en función de los datos obtenidos.

Como has podido ver, las campañas SEM son una estrategia fundamental para aumentar la visibilidad en Internet. En Indiga tenemos experiencia creando y gestionando este tipo de campañas, por lo que estaremos encantadas de ayudarte y orientarte si decides aplicarlas en tu estrategia de marketing. ¡Consúltanos sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *